La Constitución de 1979 fue redactada y promulgada por la Asamblea Constituyente de 1978 y entró en vigencia en 1980. Mantiene un espiritu proteccionista de la propiedad comunal.