El Plan nacional contiene  cuatro grandes lineamientos también de carácter estratégico: 
1. Institucionalizar y transversalizar el enfoque de los derechos humanos en las políticas públicas; 
2. Contribuir a la difusión del enfoque de los derechos humanos en las instituciones del estado y de la sociedad civil; 
3. Asegurar la plena vigencia de los derechos humanos integrales; y 
4. Implementar políticas afirmativas a favor de los derechos de los sectores de la población en condición de mayor vulnerabilidad, en condiciones de igualdad de trato y sin discriminación.